Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur.
Contact us now +1128 5255 8454
support@elated-themes.com

Instagram Feed

Home  /  Actualidad   /  Especiales   /  Dulce Locura

Dulce Locura

Corrían los años 50. Las fotografías en blanco y negro. Las jóvenes enviaban las cartas por correspondencia en caballo sin saber si sus amados las recibirían estando en la guerra y con duda al recibir la respuesta. El presidente Kennedy triunfa frente a Nixon y los Beatles sacan su primer simple una década después. Nace Mafalda de Quino en 26 idiomas y se muestra en las pasarelas la nueva moda de las minifaldas. El hombre llega a la luna y El Che Guevara es capturado y ejecutado.

En aquella época, la comarca de la Vera era principalmente zona de agricultores y ganaderos. En este tiempo, las mujeres embotellaban tomates y capaban higos. Los artesanos como carpinteros y herreros con su mandil veían a las jóvenes mozas lavanderas con su tajuela y el jabón casero dirigiéndose a lavar o a los cesteros, en la sombra del alcornoque tejiendo su mimbre. Los niños juegan al balón poniendo dos piedras a cada lado para simular una portería y ellas saltan a la comba cantando al mismo compás. Sin olvidar la degustación y la venta de productos típicos de la zona. Por aquel entonces, tan sólo había una tahona en Pasarón de la Vera. El panadero se levantaba temprano para amasar pan. En invierno con un gran manto de piel le cubría el cuerpo para evitar que cayera la helada nocturna y en verano con un sombrero para que los primeros rayos de sol no le impidieran la visión del camino hacia su tahona.

Ella, por encargo de los habitantes del Palacio tuvo que hacer uno dulces para el bautizo de su sobrino. Sin tiempo pero con esfuerzo y dedicación hizo unas perrunillas tan artesanales y tan exquisitas que vecinos de la comarca iban a comprarlas para eventos especiales. Elaboradas con manteca de cerdo, huevo, harina, azúcar, aceite de oliva, canela, limón, almendras y aguardiente es el dulce que acompaña las tardes de café de los veratos y paisanos de la región de Extremadura. Las perrunillas poseen un color marrón debido al proceso de horneado en hornos de leña a unos 200ºC.

Es, a partir de este momento, cuando este dulce típico se convierte en nacional. Son muchos los turistas que vienen a la zona para llevar cajas y hacer regalos a sus familiares, amigos o vecinos. Dulce típico casero de la región del norte de Extremadura para acompañar la sobremesa con un chocolate caliente en invierno o un café con hielo en verano.



Desde entonces hasta la actualidad, tres décadas de la misma familia disfrutan del secreto para que estas perrunillas hagan que el paladar disfrute de un sabor dulce almendrado con una esencia a limón y a canela dentro de un meloso manjar ovalado.

Siglo XXI. Las fotografías son en color e instantáneas. Las jóvenes envían mensajes instantáneos mediante móviles. El presidente Obawma, un presidente negro, gobierna la casa blanca y hacen un recopilatorio de Elvis Presley y el aniversario de la muerte de Mickael Jakson. Corruptos políticos en la cárcel y un rey que abdica. La madre tiende la ropa en la terraza, el hijo juega a la consola en casa y la hermana mayor compra este dulce típico a través de internet.

Las nuevas tecnologías no invaden. Las personas cambian, el mundo cambia, pero la esencia de la perrunilla siempre será la misma.



Disfruta Extremadura. Toda la actualidad, entrevistas, reportajes, agenda. Únete y disfruta Extremadura.

Sin comentarios

Deja un comentario

X