Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur.
Contact us now +1128 5255 8454
support@elated-themes.com

Instagram Feed

Home  /  Actualidad   /  Especiales   /  El castúo, un dialecto para recordar

El castúo, un dialecto para recordar

Ya decía Luis Chamizo en “El Miajón de los Castúos”:

Y sus dirá tamién cómo palramos

los hijos d´estas tierras,

porqu´icimos asina: jierro, jumo

y la jacha y el jigo y la jiguera.

Hoy queremos hacerle un hueco a nuestro pasado, a lo que fuimos y somos ahora, a nuestra cultura, tradición, pero sobre todo, a nuestro dialecto, el castúo.



Cabe destacar que hay diferencias entre el castúo o extremeñu del norte y el del sur.

Se trata de un habla rural y castizo, mantenedor de la casta de labradores que cultivaron sus propias tierras. Las hablas extremeñas se clasificaban en tres ramas: altoextremeño, medioextremeño y bajoextremeño.

El altoextremeño era un habla de transición asturleonesa con formas de castellano. Se extendía por el norte de la comunidad y el sur de Salamanca.

El medio y bajoextremeño eran hablas castellanas de tránsito con el leonés y se extendía casi hasta Huelva, donde aún se puede oír el diminutivo –ino o –ina.

Algunas de las características comunes son: la terminación de –r final en –l (trael, ardol), expresiones como “unus pocus de” y “demasiáu de”, uso de la preposición”a” con el sentido de “en” como “andan al corral”, aspiración de la –s final que hoy en día seguimos manteniendo, y el uso de gerundios como “tuviendu” o “pusiendu”, entre otras muchas más.

Hoy en día el castúo ha desaparecido de nuestro vocabulario, aunque aún quedan pequeños círculos sociales en entornos rurales, sobre todo formados por personas mayores, que aún siguen usando muchas expresiones de este dilecto.



Disfruta Extremadura. Toda la actualidad, entrevistas, reportajes, agenda. Únete y disfruta Extremadura.

Sin comentarios

Deja un comentario

X