Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur.
Contact us now +1128 5255 8454
support@elated-themes.com

Instagram Feed

Home  /  Actualidad   /  Especiales   /  Vino del pueblo, Vino de Pitarra

Vino del pueblo, Vino de Pitarra

Nuestra jota popular extremeña canta “De la uva sale el vino, de la aceituna el aceite y de mi corazón sale, ¡ay! Cariño para quererte… Pero, ¿Realmente sabemos el proceso de elaboración de la vitis vinífera hasta convertirse en esta bebida?

El vino de pitarra puede decirse que es casi el único de transmisión oral, de generación en generación, de padres a hijos o de abuelos a nietos, no existe documentación escrita para su fabricación. Es muy demandando por todos los extremeños en la región, pues el paladar goza del disfrute de esta fruta vitivinícola.

Este vino recibe dicho nombre por el envase donde se elabora. Con un carácter completamente artesanal y almacenado en tinajas de barro denominadas pitarras. Los enólogos eligen este envasado debido a sus escasos costes, su durabilidad y a la gran capacidad de almacenaje en litros.

La recolección de la uva se realiza más o menos a finales de agosto y principios de septiembre, pisado continuo  manual con una posterior fermentación en tinajas, ya sea la uva blanca o negra. Esta fermentación suele durar en torno a 15 o 20 días. Finalmente, se requiere un cuidado especial del vino que forma parte del proceso primordial para conseguir que el vino sea exquisito, con agradables aromas y sabor aunque con una ligera cantidad de alcohol más elevada que otro. El vino de pitarra más común en la zona es el de la variedad Moscatel, aunque también podemos degustar la variedad Pedro Ximenez como consumo propio familiar.



La Comarca de la Vera tiene una gran tradición vinatera. Es por ello que desde hace varios años se celebran concursos y fiestas de la pitarra en alguno de los municipios. Los enólogos presentan sus vinos y durante la comida degustan esta bebida con  el paladar, con el olfato aprecian su olor a pitarra y con la vista el tiempo que ha estado en la misma para que, finalmente, premien al mejor vino de calidad.

Ya los antiguos griegos acompañaban sus manjares con esta suculenta bebida. El dios Baco conocía bien los beneficios de la vitis desde antaño, siendo su clave esencial de todas estas propiedades maravillosas la moderación a la hora de consumir. Hoy en día sabemos que el consumo moderado de vino tinto puede prevenir enfermedades coronarias y algunas formas de cáncer. Tomar una copa de vino al día nos ayuda a equilibrar el colesterol.

Ahora sólo me queda seguir admirando desde esta terraza este maravilloso y espectacular paisaje de la sierra de Gredos, un día preotoñal con una suave brisa que acaricia mi rostro mientras brindo con ustedes levantando mi copa con este néctar de los dioses acompañada de un aperitivo jugoso de morcilla de matanza  y diciendo ¡SALUD!.



Compartir
Email this to someoneShare on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0

Disfruta Extremadura. Toda la actualidad, entrevistas, reportajes, agenda. Únete y disfruta Extremadura.

Sin comentarios

Deja un comentario

X