Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur.
Contact us now +1128 5255 8454
support@elated-themes.com

Instagram Feed

Home  /  Actualidad   /  Especiales   /  La Berrea

La Berrea

Primeras gotas de agua que nos indican que el periodo estival llega a su fin, dando comienzo a la caída de la hoja caduca, el comienzo del otoño. Bajan las temperaturas habiendo un cambio meteorológico, los días se hacen más cortos y por la noche hace fresco. Los berridos de los ciervos machos rompen el silencio de los bosques y las dehesas extremeños. Desde mediados de septiembre hasta mediados del siguiente mes tiene lugar lo que se conoce como el lance de la berrea del ciervo.

Los ciervos machos adultos presentan a finales de verano su máximo esplendor. Sus cuernas, las cuales han ido creciendo desde la primavera, ofrecen a la naturaleza su tamaño definitivo y un color marrón característico. Por otro lado, las hembras, ya preparadas para concebir, esperan con ansia la llegada del ciervo.

Es en este momento cuando los machos comienzan a marcar su territorio entre la caída del sol y el ocaso del mismo, bajo la luz de la luna y detrás del sonido del agua que baja por el arroyo del río. Empiezan las luchas entre los ciervos más fuertes para ganarse el favor de las hembras. Lucen sus cornamentas, se revuelcan por el suelo, se frotan en las cortezas de los árboles marcando su territorio y corretean nerviosos desafiando al resto de los machos de la manada mediante el intercambio de bramidos con otros ejemplares. Es frecuente que se produzcan choques entre los cuernos de estos animales salvajes, cuyo sonido es semejante al golpe de dos trozos de madera.

Tras duros días de lucha y de bramidos, los machos vencedores, los ejemplares más fuertes, son que los que atraerán al mayor número de ciervas que conformarán parte de su harén y comenzará, de este modo, el proceso de apareamiento. Dicho ritual de apareamiento de los gamos se conoce como la ronca, similar al de la berrea.



En Extremadura hay muchos lugares en los que se puede contemplar la berrea: Sierra de San Pedro (Aliseda, San Vicente de Alcántara, Valencia de Alcántara, Alburquerque y Puebla de Obando) Parque Nacional de Monfragüe, Reserva del Cíjara y el valle de Guadalupe (Guadalupe, Cañamero, Valdecaballleros, Herrera del Duque, Helechosa de los Montes, Valle de Guadarranque, Alía y Calera) en la comarca de las Hurdes, en el norte de Cáceres y en la comarca de Tentudía, en el sur de Badajoz.

La mejor hora para deleitarse con los bramidos de varios machos a la vez es a última de la tarde y ya entrada la noche, tiempo en el que los ciervos salen a los calveros de los montes y a las zonas más abiertas. Los días nublados y lluviosos también son proclives a la perfecta escucha de la berrea.

Cada vez existen más rutas para poder observar el apareamiento tan peculiar de los ciervos. Son muchos los amantes de la caza y los más aventureros los que se acercan a los bosques y dehesas extremeños a complacerse con este peculiar sonido de la berrea.



Disfruta Extremadura. Toda la actualidad, entrevistas, reportajes, agenda. Únete y disfruta Extremadura.

1 Comentario

Deja un comentario

X