Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur.
Contact us now +1128 5255 8454
support@elated-themes.com

Instagram Feed

Home  /  Actualidad   /  Especiales   /  Tejados con historia

Tejados con historia

El gallo anuncia el comienzo de la madrugada. La señora mayor va con su barril de barro a la carrera para llenarlo de agua fría y tenerlo preparado para cuando llegue su marido de coger unos higos frescos para comerlos con sopa de patatas.

Es un día normal de verano y a la hora del ángelus, la cigüeña afila su pico encima de ese tejado. Ya no hace falta aguardar al 3 de febrero para ver a esta peculiar ave. Desde algún tiempo permanecen todo el año en nuestro entorno sin abandonar sus hábitats como hacían antes cuando se aproximaba el invierno. Por alguna razón que se desconoce, las cigüeñas forman colonias ubicadas preferentemente sobre árboles tales como encinas, álamos y fresnos pero, por el contrario, los nidos solitarios suelen aparecer en construcciones humanas como torres de la iglesia o campanarios.

Esta ave situada en lo más alto de la más alta torre aprecia el tañido de la hora del ángelus, ese sonido que despoja el corazón de fortaleza en el crujir de las alianzas inhumanas, una devoción católica en recuerdo de la Anunciación y Encarnación del Verbo.



El sacerdote, tiempo atrás tuvo que atar una gran soga desde el badajo de la campana hasta el templo ya que, a medida que pasaba el tiempo, subir al campanario se convirtió en una acción más difícil, las escaleras de barro antigua y sin iluminación prohibieron subir a la misma. Hablamos de la Iglesia de San Cristóbal, situada en Collado de la Vera, claro ejemplo de arquitectura religiosa y convirtiéndose en el monumento principal del pueblo. De construcción sencilla, pero dentro de esta sencillez, con un gran privilegio. Desde el Siglo XVI este templo goza del privilegio de tener todos los años el “Santo Jubileo” el Miércoles Santo. En él, gracias a la bula otorgada por el Cardenal Pedro de Carvajal en la Edad Media, se obtiene la indulgencia plenaria, es decir, el perdón de todos los pecados, de aquí proviene el nombre de Jubileo, el de visitar ciertos templos en ciertas fechas. Así, Santiago de Compostela en su Año Santo cada 25 de julio, festividad del Apóstol, Roma lo tiene cada 50 años y Jerusalén cada 100, mientras que Collado anualmente en el periodo de abstinencia y reflexión cristiana. Para dicha indulgencia, muchos religiosos van andando desde los pueblos cercanos (Jaraíz, Torremenga, Cuacos…) y, posteriormente, realización el acto de confesión, recibiendo así la absolución.

El atardecer desaparece detrás de la iglesia, la lechuza, símbolo de la sabiduría y capaz de ver a través de la oscuridad, contemplando la realidad humana a través de las tinieblas de la vida, indica, junto con el reloj del ayuntamiento, la media noche en Collado de la Vera.



Disfruta Extremadura. Toda la actualidad, entrevistas, reportajes, agenda. Únete y disfruta Extremadura.

Sin comentarios

Deja un comentario

X