Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur.
Contact us now +1128 5255 8454
support@elated-themes.com

Instagram Feed

Home  /  Actualidad   /  La Picota del Jerte en la cocina japonesa

La Picota del Jerte en la cocina japonesa

El Consejo Regulador de la DOP Cereza del Jerte ha realizado un taller de cocina japonesa en el restaurante Peyote San de Madrid, dirigido por su cocinero Hugo Muñoz. De este modo, la Picota del Jerte ha querido homenajear a este país con el que tiene en común la admiración por el cerezo.

Para la ocasión, Muñoz ha elaborado tres platos: Mejillón de la Ría de Vigo con ponzu y pico de gallo de Picotas del Valle del Jerte; Tartar de atún rojo con Picotas del Valle del Jerte y Nigiri de salmón con miso de Picotas del Valle del Jerte y su escabeche.
La Picota del Jerte es un producto fácil de encajar en la alta cocina porque es un producto de gran calidad. Su acidez y dulzor es muy interesante y se puede utilizar en muchos platos por su versatilidad. Además, potencia el resto de productos, en especial los platos en frío como por ejemplo, en el caso del tartar, limpia un poco la boca de la grasa del atún.

El objetivo de la acción es intentar seguir transmitiendo y promocionando la versatilidad de este producto tan bueno que tenemos, que es la Picota del Jerte.

La flor de los cerezos (sakura) representa la inocencia y la simplicidad, pero también se relacionan con la cultura samurái que las vincula a la brevedad de la vida. Estos árboles florecen durante los meses de marzo y abril, que es cuando los japoneses se reúnen en parques y jardines para el Hanami, una tradición dedicada a la observación de las flores, especialmente las de los cerezos.

Las Picotas del Jerte son un producto exclusivo que se distingue por su sabor y dulzura. Son las únicas que se desprenden del árbol sin rabito, pero hay más características que las diferencian del resto: su textura carnosa y más crujiente, su tamaño de un calibre de menor tamaño – comprende desde los 22 a los 26 milímetros- y su sabor más dulce y su color. Su cultivo natural y su recogida y tratamiento tradicionales multiplican sus propiedades y permiten que lleguen a los mercados en el momento óptimo para el consumo.



Las variedades certificadas por el Consejo Regulador de la DOP Cereza del Jerte son: Pico Limón Negro, Pico Negro, Pico Colorado y Ambrunés, esta última, la más apreciada por ser la que más tiempo madura en el árbol al sol, y por tanto es la más dulce.

En el Valle del Jerte el cultivo de las cerezas se desempeña de una manera natural, tradicional y sin aditivos, lo que consigue que las cerezas y picotas tengan un sabor único y un altísimo contenido en vitaminas, oligoelementos, flavonoides, etc. Tras una cuidadosa selección a pie de árbol, de acuerdo a un riguroso control de calidad, sólo las mejores se identifican con el sello de la DOP Cereza del Jerte.

 

COMENTA, DIFUNDE Y COMPARTE EXTREMADURA
Síguenos en Facebook, Instagram y Twitter para estar al día de todas las novedades sobre turismo, ocio, gastronomía, deportes, cultura y los mejores eventos.



Disfruta Extremadura. Toda la actualidad, entrevistas, reportajes, agenda. Únete y disfruta Extremadura.

Sin comentarios

Deja un comentario

X