Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur.
Contact us now +1128 5255 8454
support@elated-themes.com

Instagram Feed

Home  /  Inspírate   /  Leyendas   /  La flor sepulcral

La flor sepulcral

Cuenta la leyenda que en la localidad de Casar de Palomero vivió una joven mujer que siempre llevaba el nombre de Cristo en su boca. Su nombre era María Josefa Lorenzo, una dama muy alegre, aun padeciendo tuberculosis. A los 16 años de edad la muerte llamó a su puerta, falleciendo por esta enfermedad.

Un hecho insólito sucedió en el pueblo y es que en el nicho de la joven había nacido una flor. Un testigo cuenta que pudo ver el nacimiento de esa flor, flor que en un principio sólo tenía el tallo verde, apareciendo a los pocos días varias hojas y pétalos, un total de 16, es decir, la edad de la difunta joven.

La pregunta de los vecinos de Casar de Palomero era “¿de dónde se alimenta la planta teniendo las raíces tan lejos del suelo y haciendo tanto calor?”.



Los medios de comunicación se hicieron eco del suceso y al poco tiempo, debido a su difusión, miles de peregrinos llegaron al pueblo para ver con sus propios ojos lo sucedido. Se infló tanto este hecho que una multitud de personas estaba de acuerdo en abrir el nicho para averiguar de dónde salían las raíces de la flor, si de la boca o del corazón de la difunta.

Ante tal avalancha de curiosos, el Ayuntamiento de Casar cerró el cementerio dejando que la flor se marchitara.

 

Fotografía: Yosune Arjona



Compartir
Email this to someoneShare on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0

Disfruta Extremadura. Toda la actualidad, entrevistas, reportajes, agenda. Únete y disfruta Extremadura.

Sin comentarios

Deja un comentario

X