Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur.
Contact us now +1128 5255 8454
support@elated-themes.com

Instagram Feed

Home  /  Inspírate   /  Leyendas   /  La Muerte Pelona: leyendas de Tejeda de Tiétar

La Muerte Pelona: leyendas de Tejeda de Tiétar

Grabados, relieves en edificios religiosos, incrustaciones en lápidas…, todos estos elementos se han mantenido a lo largo de los tiempos. Su función era doble: como elemento decorativo o como un símbolo de sacrilegio.

Entre ellos, podemos encontrar la Lápida de la Iglesia de San Miguel de Tejeda de Tiétar, conocida como “La Muerte Pelona”.

La “Muerte Pelona” es una lápida o Ara Votíva que se halla incrustada en la pared sur de la Iglesia de Tejeda de Tiétar y que contiene la siguiente inscripción: “Votvm fecit libe (nier) Selais Duillis Ivlive” (Julio hizo un voto libremente a las Selais Duillas).

Se trata de una figura antropomorfa del s. III, que cubre su cabeza con una especie de sombrero de picos; sus manos sujetan la falta o enagüa que llega hasta la rodilla, y sus piernas aparecen ligeramente curvadas, viendo claramente los pies descalzos de puntillas.



Las “Selais Duillas” eran unas diosas prerromanas. Estas deidades de la vegetación, debían celebrar sus fiestas sin que faltara la danza. Y un danzante es el que se halla en la lápida de Tejeda, ejecutando su arte en honor a las Duillas.

Esta lápida fue objeto de apedreamientos, llegando a ser un ritual. La lapidación, al igual que la danza, constituye un mecanimo potenciador de la fertilidad. Algunos afirman que apedreando la imagen de piedra, se conseguían los mismos efectos que ejerciendo la violencia contra la persona representada.

 



Compartir
Email this to someoneShare on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on LinkedIn0

Disfruta Extremadura. Toda la actualidad, entrevistas, reportajes, agenda. Únete y disfruta Extremadura.

Sin comentarios

Deja un comentario

X