Un amor sin destino

Cuenta la leyenda, que allá por la época en la que cohabitaban moros y cristianos en Almendralejo, vivía una pareja de jóvenes enamorados, ella de origen árabe y él cristiano.

Esta relación nunca fue aceptada por el padre del varón, llegando a hacer todo lo posible para que la relación no siguiera hacia delante y desapareciera el amor.

Una noche, la pareja decidió escaparse y desaparecer, cansados de tantos impedimentos. Cuando el padre del novio se enteró, inmediatamente fue en su busca, alcanzándolos en el lugar donde se encuentra la Fuente La Negra. Al encontrarlos intentó matar a la joven mora, pero su hijo, al intentar protegerla, se puso delante y el padre mató a ambos.

Se dice que de la sangre de los dos jóvenes, nació el agua que actualmente tiene la fue y bajo la que se encuentra enterrada la pareja. El origen del nombre de la fuente está relacionado con el color de la piel de la joven mora.

Repelando

Repelando

Disfruta Extremadura. Toda la actualidad, entrevistas, reportajes, agenda. Únete y disfruta Extremadura.

Leave a Response