Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipiscing elit, sed do eiusmod tempor. Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur.
Contact us now +1128 5255 8454
support@elated-themes.com

Instagram Feed

Home  /  Repelando con...   /  Tete Alejandre: “Las ciudades son mi mejor fuente de inspiración”

Tete Alejandre: “Las ciudades son mi mejor fuente de inspiración”

Hoy nos vamos hasta Cáceres para conocer al fotógrafo Tete Alejandre, un artista apasionado de las ciudades, la arquitectura, la geometría y el color.

Para que te conozcamos tod@s un poquito más, ¿quién es Tete Alejandre?
Un extremeño enamorado de su tierra, del arte, de la cultura, de la fotografía y de su familia. Nací en la raya, muy cerca de Portugal y esa proximidad ha influido notablemente en mi interés por ese país, en su luz y en su color, que se refleja en muchas de las obras que he realizado.

Sociólogo y artista visual, ¿cómo empezaste en el mundo de la fotografía?
A los 18 años, mis amigos y yo formamos una asociación cultural que se llamaba ‘La Sonrisa Impermeable’ y en la que nos dedicábamos a la realización de películas en Super 8. Se trataba de cortometrajes muy influidos por el cine de lo absurdo y de corte casi surrealista. Con nuestros escasos medios, llegamos a realizar varias producciones e incluso a ganar algunos premios. Posteriormente, con el paso del tiempo, el mismo grupo de amigos hemos seguido buscando la expresión artística a través de diferentes medios, pintura, fotografía, grabado, audiovisuales…

Dejé la Asociación durante unos años, aunque no de forma permanente, cuando me trasladé a Madrid a cursar la carrera de Sociología. Era la década de los ochenta y me interesaba todo lo que estaba ocurriendo en la ciudad en esa época. Tanto el paso por la Facultad de Sociología, en unos años en los que había una convulsión social muy importante, como la vivencia de lo que después se denominó la “movida madrileña”, ensancharon mi visión y me abrieron nuevas perspectivas que, estoy seguro, influyeron de diferente manera en lo que ahora soy y a buen seguro, en lo que ahora hago.

Desde tus comienzos te interesó la visión más sociológica del arte a través de la “Street Photography”, ¿por qué?
Es evidente que la formación en sociología debía manifestarse en la fotografía y desde el principio me interesó la “street photography” y la fotografía documental. La escuela clásica, en especial, Elliot Erwitt, William Klein, Cartier Bresson o Winogrand y en el panorama español, por supuesto, Catalá Roca,ejercieron sobre mí una influencia patente en los inicios.

Desde mis primeros trabajos realizados en blanco y negro y en fotografía analógica, me ha apasionado la búsqueda de nuevos encuadres y puntos de vista inusuales, en destacar aquello por lo que pasamos y no vemos. Mi reto entonces era establecer un diálogo coherente, pero a la vez diferente, entre la fotografía clásica y la contemporánea. Entonces me afanaba en la fotografía pura, en el instante, en lo que ocurre en la captura del momento, ahora mis intereses han cambiado y me fascina lo que sucede con la imagen una vez capturada.

¿Cómo definirías tus imágenes en pocas palabras?
Creo que mis imágenes son personales, atrayentes y en esta última etapa, coloristas y geométricas.

¿Cuál es tu fuente de inspiración?
Me apasionaba y me sigue apasionando, todo lo que ocurre en la ciudad, los espacios urbanos, las personas y la relación entre los espacios comunes y las personas.

Las ciudades son mi mejor fuente de inspiración. Son territorios de gran concentración de población, de mensajes, de imágenes, de ruidos… en concreto, lo que me interesa de toda esa tormenta de información es abstraerme y resaltar una idea, una escena y una vez que la tengo, aislarla, sacarla de contexto y otorgarle todo el espacio y la importancia que se merece.

Por otra parte, me atrae enormemente la arquitectura, los edificios como parte esencial y necesaria para que exista ciudad, me conecta directamente con mi inclinación hacía lo geométrico.

Finalmente, me entusiasma el color, la composición geométrica y el comportamiento visual de las masas cromáticas en una obra artística. El color influye sobre el estado anímico de las personas y en mi obra busco jugar tanto con lo que ocurre en la imagen como con lo que dicen y cuentan los colores que la acompañan y que forman parte de ella. Son colores que pertenecen a la propia imagen, que están ahí y que yo descubro para que formen parte definitiva de la obra, para que adquieran mayor protagonismo en la narración.

¿Tus fotografías surgen de manera natural o son fruto de un estudio previo?



Te diría que hay de todo, hay imágenes que han surgido de forma espontánea en un gran porcentaje y otras en las que he ido buscando lo que finalmente he capturado. Decía Picasso… “yo no pinto lo que veo, pinto lo que pienso”…y salvando las distancias algo parecido me está pasando a mí. Cada vez más capturo imágenes como paso previo a una transformación que desde el momento de la captura está sucediendo en mis pensamientos. En el proyecto que me encuentro ahora, la captura de la imagen no significa más que el inicio y la base de un proceso de creación más complejo.

“Creo que mis imágenes son personales, atrayentes y en esta última etapa, coloristas y geométricas”

Hace unos días te has alzado con el Primer Premio de Fotografía Artística del Ministerio de Agricultura, con la obra “El bostezo del mar”. Cuéntanos, ¿cómo te sientes y cómo definirías esta imagen?
Bueno, para mí ha sido un espaldarazo recibir este premio a nivel nacional. En los últimos años estoy recibiendo gran parte de los resultados de un trabajo que vengo desarrollando mucho tiempo atrás, tanto en reconocimientos oficiales como en conexión con el público en general al que parece que gusta mi obra.
En cuanto a “El Bostezo del mar , desde mi punto de vista se trata de una fotografía clásica en la que los tonos cálidos contrastan con los fríos creando una mezcla que resulta sugerente y atrayente al observador y en la que la chispa la pone el viejo lobo de mar bostezando en su barca mientras navega por los mares del sur del mundo.

¿Podrías contarnos si tienes alguna fotografía a la que le guardes un cariño especial y sus motivos?
Pues sí, es la obra “Cáceres 36-08”, para mí es una fotografía llena de emoción. Hay un contraste muy fuerte entre lo que está ocurriendo en el centro de la imagen y el resto del escenario en el que parece reinar la indiferencia. Se trata de una imagen de corte clásico, en blanco y negro, muy influida por los maestros franceses y como tal, la tomé de forma espontánea en la calle San Pedro de Cáceres, durante un pasacalle que escenificaba el exilio de 1936. Esa obra me reportó el Premio Adquisición de la Sala de Arte el Brocense de 2008.

Dinos, ¿El fotógrafo nace o se hace?
El fotógrafo nace y se hace, cada día, con cada imagen y con cada nueva chispa de luz. El artista deriva esa chispa de luz hacia imágenes únicas y personales.

¿Eres más de blanco y negro o de color?
Actualmente soy de color, pero mi primera etapa fue totalmente de blanco y negro, te diría que casi integrista del blanco y negro. En un principio mis compañeros de viaje eran siempre los carretes TriX 400 de Kodak de blanco y negro y algún carrete, pocos, de diapositivas Fuji en color. Actualmente mi visión no podría desarrollarse sin el color, en esta fase mis creaciones van muy unidas al color y la geometría.

Como buen cacereño que eres, ¿qué rincón de la ciudad es perfecto para tomar buenas fotos?
Me parece muy interesante la vista de la ciudad antigua desde la Ribera del Marco, se crean volúmenes muy sugerentes y hay una variada mezcla de colores y líneas. Otro punto de vista interesante es el que ofrece la terraza del parking Obispo Galarza, donde las torres y campanarios se empastan con la montaña de fondo.

Y para finalizar, ¿algo más que añadir a l@s lector@s de Repelando Extremadura?
Si, un deseo, que si les ha interesado esta entrevista, no dejen de visitar el sitio www.tetealejandre.es , donde se ven en imágenes estos pensamientos. 😉

 

Fotografías cedidas por Tete Alejandre



Licenciada en Publicidad y Relaciones Públicas, redactora de contenidos web en Repelando.com. Diseñadora gráfica, community manager y creativa publicitaria. Comunicadora empedernida y payasa sin nariz roja.

Sin comentarios

Deja un comentario

X