martes, 29 noviembre, 2022
No menu items!

El Día de la Luz

Esta fiesta se viene celebrando en Arroyo de la Luz desde el año 1229, se trata de la festividad de su Patrona, la Virgen de La Luz. Cuenta la leyenda que durante la primavera de 1229, en plena Reconquista, siendo Alfonso IX de León el rey de los cristianos, en las inmediaciones del Pozo de las Matanzas, en la Dehesa de la Luz, los cristianos y los moros luchaban en un fuerte combate. La batalla se extendió hasta la llegada de la noche y fue entonces cuando una luz, procedente de la Virgen, apareció sobre unas encinas, consiguiendo cegar a los musulmanes e iluminar a los cristianos. De esta manera consiguieron así ganar la batalla, al amparo de la luz de la Virgen y para agradecérselo le levantaron una ermita en la Dehesa.

Fue declarada Fiesta de Interés Turístico Regional en 1997 y a lo largo de todos sus siglos de historia ha ido cambiando constantemente la forma de celebrar el Día de la Luz. Antiguamente los arroyanos iban en procesión hasta la ermita de su patrona y posteriormente en carros. Ese día la Misa se decía al aire libre, en un altar que estaba situado en uno de los lados de la ermita. Lo de las Carreras de caballos es una tradición a consecuencia normal de la fiesta puesto que los hombres volvían de la romería con sus caballos y sus mujeres a la grupa. La gente del pueblo se reunía en la calle principal del pueblo a ver y disfrutar de un espectáculo con los jinetes tan vistosos y coloridos y sus damas tan engalanadas. De aquí nacieron las populares Carreras de Caballos el Día de la Luz. Aunque esta es la versión más popular sobre el origen de las carreras, existe otra que dice que los moros, una vez derrotados, huían corriendo a caballo por la calle principal mientras que los cristianos los perseguían.

Actualmente, el día comienza con la procesión que sale de la Parroquia de la Asunción a las 9 de la mañana, encabezada por la Cruz Parroquial con todas las banderas y las cofradías, también va acompañada del clero y una banda de música. Los vecinos salen a la calle principal, La Corredera, y a la Plaza que son parte de la ruta de la procesión la cual llega hasta la plaza de San Sebastián, desde donde sale la procesión con la Virgen de la Luz. Una vez en la ermita de la Luz hay una misa y después se vuelve al pueblo. A las 12 de la mañana se celebran las carreras, durante las mismas, las casas están abiertas y a la gente se le premia con vino de la tierra.

Para acabar el día hay una procesión de regreso desde San Sebastián a la Plaza Mayor, cerrando la marcha de los jinetes que han participado en la Carrera. Después se entregan los premios a los caballos y jinetes y a las carrozas.

Artículo anteriorEl Costurero. Museo de Mérida
Artículo siguienteLos Empalaos
RELATED ARTICLES

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Most Popular

Recent Comments