miércoles, 10 agosto, 2022
No menu items!
InicioRepelandoDescubreEl Alcalde de Zalamea

El Alcalde de Zalamea

El Alcalde de Zalamea es una obra de teatro de Calderón de la Barca, y se representa todos los años en la segunda quincena de agosto en el escenario real en el que ocurrieron los hechos que cuenta la historia, en Zalamea de la Serena, municipio de la Comarca de La Serena, en Badajoz. Este festival ha sido declarado como Fiesta de Interés Turístico Regional, y más tarde, como Fiesta de Interés Turístico Nacional.

La historia cuenta el drama que ocurrió en este precioso pueblo sobre el año 1850, cuando las tropas españolas de Felipe II aparecieron en el pueblo por la guerra de Portugal. El Capitán Don Álvaro de Ataide se alojaba en casa de Pedro Crespo, uno de los vecinos más ricos del pueblo, y entonces, Don Álvaro, a pesar de la hospitalidad de su anfitrión, raptó y violó a su hija.

Pedro Crespo, alcalde de Zalamea, intenta arreglar el incidente obligando a Don Álvaro a casarse con su hija, pero el capitán la rechaza por considerarla de clase inferior y afirmando que los habitantes deben servir al rey y a sus nobles. Es entonces cuando Pedro Crespo dice: «al rey la hacienda y la vida se le ha de dar, pero el honor es patrimonio del alma y el alma sólo es de Dios». Así que, el alcalde ajusticia al agresor y éste es declarado culpable y más tarde ejecutado, mientras que el pueblo se revela con armas contra los soldados. A continuación, Felipe II llega a Zalamea y decide sobre la acción de Pedro Crespo, y finalmente le nombra alcalde perpetuo de la villa por considerar que lo que ha hecho ha sido justamente y con razón.

En este teatro participan más de 500 habitantes del pueblo, ya sea como actores, figurantes o colaboradores. Y son los descendientes de Pedro Crespo y de los vecinos de Zalamea los que, 400 años después, protagonizan y honran el suceso en forma de espectáculo teatral.

El escenario de la representación se sitúa en la Plaza de la Constitución, junto al Dístilo Romano, uno de los más importantes conservados en la actualidad, y la Iglesia de Nuestra Señora de los Milagros, y es lo suficientemente grande para abordar todo lo necesario para el espectáculo.

A modo de curiosidad, cabe destacar que, aunque en la obra original el capitán es ajusticiado mediante garrote vil, la tradición del pueblo cuenta que en realidad fue ahorcado en una viga de la casa de Pedro Crespo, la cual puede ser visitada hoy en día.

Además de las representaciones, en esas fechas hay varias actividades paralelas, como el Mesón de Don Crespo, situado en la Plaza del Cristo, que es un mesón ambientado en la época y que ofrece a los visitantes veladas con música tradicional y diversas representaciones de teatro del Siglo de Oro. También hay rutas guiadas, mercado artesanal, mercado infantil y diferentes animaciones de calle.

 

Artículo anteriorLa Enramá
Artículo siguienteFiesta del Martes Mayor
RELATED ARTICLES

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Most Popular

Recent Comments